madre candelaria san jose

Madre Candelaria de San José: sierva fiel de los enfermos

La Madre Candelaria de San José, a veces confundida con la Madre María de San José, es un ejemplo de perseverancia y dedicación a la fe. Pues fue una religiosa venezolana que a pesar de las adversidades supo sobresalir y dejar un legado importante en la Iglesia católica.

Su dedicación y su compromiso con los más necesitados son un legado que sigue inspirando a generaciones. La beatificación de esta madre venezolana por la Santa Sede, en 2008, es un reconocimiento a su labor y su importancia en la historia religiosa de Venezuela y de todo el mundo.

Índice

¿Quién fue Candelaria de San José?

Susana Paz Castillo Ramírez nació el 11 de agosto de 1863 en Venezuela, Altagracia de Orituco,  estado Guárico. Desde temprana edad aprendió sobre los valores cristianos y la caridad hacia los demás, gracias a sus padres, Francisco de Paula Paz Castillo y María del Rosario Ramírez.

madre candelaria san jose

A pesar de los muchos desafíos que enfrentó a lo  largo de su vida, incluyendo la muerte de sus padres, Candelaria siempre mantuvo su fe en Dios y trabajó arduamente en pro de los más necesitados.

Historia de Candelaria de San José

La vida no fue fácil para Susana, quien a los 7 años perdió a su padre y más tarde, a los 24 años, a su madre. A pesar de las adversidades, encontró su propósito en la caridad y el cuidado de los enfermos. Recolectaba y cuidaba a los enfermos y heridos en una casa semi-abandonada cerca de una Iglesia Parroquial.

Su dedicación y amor por los enfermos fue tan grande que, en 1903, la comunidad decidió crear un hospital y nombraron a Susana como directora. Ella se trasladó al hospital y comenzó a cuidar a los enfermos junto a otras mujeres que querían ser religiosas.

El 13 de septiembre de 1906, con la autorización del Obispo diocesano, Susana vistió el hábito de las Hermanitas de los Pobres y tomó el nombre de Candelaria de San José. En 1910 nació oficialmente la Congregación de las Religiosas Carmelitas de la Tercera Orden Regular, ahora conocidas como las Religiosas Carmelitas de la Madre Candelaria, y Monseñor Felipe Neri Sendrea la nombró Superiora General.

Durante 35 años, la Madre Candelaria de San José lideró la Congregación con humildad, filantropía y devoción profunda a Jesucristo y a la Santísima Virgen. Y a pesar de los dolores y malestares que le causó una artritis terrible, siguió trabajando en la Congregación como maestra de novicias.

En la madrugada del 31 de enero de 1940, a los 77 años, la Madre Candelaria de San José falleció pronunciando tres veces el nombre de Jesús. Su vida dedicada a la caridad y al cuidado de los enfermos la llevaron a ser reconocida como Beata de la Iglesia católica por la Santa Sede en 2008.

Y hasta hoy su legado sigue vivo en la Congregación de las Religiosas Carmelitas de la Madre Candelaria y en todas las personas que han sido inspiradas por su amor y entrega desinteresada hacia los demás.

Milagro atribuido a Candelaria de San José

El milagro realizado por la Madre Candelaria de San José ocurrió en 1995 en Altagracia de Orituco, (estado Guárico, Venezuela). Una mujer llamada Rafaela Meza estaba embarazada de 26 semanas cuando los médicos le dijeron que el feto no mostraba actividad cardíaca y que no había solución hospitalaria.

Fue cuando una monja llamada Yurima, quien estaba haciendo pasantías de enfermería en el hospital, intervino y le recomendó a Rafaela que pidiera la ayuda de la Madre Candelaria. Rafaela recibió una estampita de la Madre Candelaria y comenzó a orar con fe.

Horas después, antes de que los médicos le aplicaran el tratamiento para expulsar el feto, Rafaela vio nacer a su bebé con mucha fe. A pesar de que los médicos dijeron que el bebé estaba muerto, lo agarraron y le rompieron la bolsita donde estaba envuelta y apenitas se quejó.

Resultó ser una niña que pasó tres meses en la incubadora para madurar sus órganos. Y a pesar de que la niña convulsionó varias veces hasta los cuatro años, por cuadros de fiebre, hoy goza de buena salud. Su nombre es Milagros del Valle Candelaria y fue nombrada así en honor a la Madre Candelaria de San José.

¿Cuándo y cómo fue beatificada Candelaria de San José?

El 27 de abril de 2008 la Madre Candelaria fue beatificada, en una misa que comenzó puntualmente a las 11 de la mañana y fue considerada como "histórica" por la Iglesia venezolana. El Cardenal José Saraiva, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, proclamó la beatificación de la Madre Candelaria y se develó una gigantografía con su imagen.

A las 11:21 a.m., se concedió que la Madre Candelaria fuera llamada "beata" a partir de ese momento. Decenas de miles de asistentes aplaudieron emocionados y se soltaron globos blancos y amarillos al cielo.

Los feligreses estuvieron conmovidos y algunos lloraron mientras se entregaba el relicario con las pertenencias de la Madre Candelaria en el altar. El Cardenal y Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, dio un discurso de salutación, expresando su alegría y complacencia por la presencia del Cardenal José Saraiva.

Para el Cardenal Urosa, la Madre Candelaria de San José es "un ejemplo de vida y una heroína de la fe, la esperanza y la caridad cristiana". Por otro lado, el Cardenal José Saraiva destacó la vida de la Madre Candelaria como ejemplo verdadero del arte de consolar y de una verdadera y propia teología del consuelo.

Su fiesta se celebró el 1 de febrero de 2008, con una asistencia masiva de más de 50 mil feligreses, quienes ocuparon las instalaciones del estadio de la Universidad Central de Venezuela y manifestaron una emoción embriagadora.

Oraciones de Candelaria de San José

Hoy en día, la Candelaria de San José es una de las beatas venezolanas más veneradas. Muchos fieles ofrecen novenas en su honor y piden su intercesión en tiempos de necesidad con oraciones como estas:

Oración para pedir fuerzas para enfrentar dificultades

“Oh Dios, que en la humilde vida de la Candelaria de San José, nos has mostrado el camino de la sencillez, la paciencia y el amor por los demás, te pedimos que nos concedas la gracia de seguir su ejemplo. Concédenos la fuerza para enfrentar las dificultades de la vida con fe y confianza, y la gracia de ayudar a nuestros hermanos y hermanas en sus necesidades. Por intercesión de la Candelaria de San José, te pedimos que nos concedas la gracia que ahora pedimos (aquí se puede hacer la petición). Amén.”

Oración para pedir un favor o una gracia

“Dios nuestro padre misericordioso que concediste al alma de la Beata Candelaria de San José las insignes virtudes que hoy veneramos, especialmente la humildad y pobreza, más su particular caridad hacia ti y para con los pobres y abandonados. Te elevamos nuestro agradecimiento por su beatificación y humildemente nos atrevemos a pedirte la gracia de su canonización y confiando plenamente que así será. Padre eterno, te pedimos que por su intercesión se nos conceda el favor de (se realiza un breve silencio para pedir un favor o una gracia) siempre que sea para bien nuestro y mayor gloria tuya, en pro de la salvación de nuestras almas. Amén.”

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Madre Candelaria de San José: sierva fiel de los enfermos puedes visitar la categoría Hagiología.

Esto te podría interesar

Subir