Hela

Hela: La diosa del inframundo en la mitología nórdica y su morada en Helheim

Hela es una figura importante en la mitología nórdica. Hela, hija de Loki y la gigante Angrboda, gobierna sobre los muertos sin honor en Helheim. Esta morada está rodeada por una muralla y tiene una entrada llamada Helway, custodiada por el perro Garm. Hela tiene un aspecto impactante, con un lado hermoso y el otro similar a un cadáver en descomposición. En la mitología nórdica, la muerte es percibida de manera peculiar.

Helheim recibe a los muertos de diversas formas, incluyendo visitantes destacados como Balder, Sigfrido y Brunilda. Además, existen leyendas relacionadas con Hela, como la visita de Odín y el intento de Hermod de revivir a Balder. Hay múltiples menciones y representaciones de Hela en la mitología nórdica.

Índice

Hela diosa en la mitología nórdica

En la rica mitología nórdica, Hela es una figura de gran importancia y misterio. Conocida como la diosa del inframundo, Hela desempeña un papel fundamental en la vida después de la muerte dentro de esta antigua cosmovisión escandinava. En esta sección exploraremos tanto la figura de Hela como el origen de su existencia dentro del panteón nórdico.

La figura de Hela

Hela, también conocida como Hel, es una diosa que goza de una posición única en el vasto panteón nórdico. Como gobernante del Helheim, el reino de los muertos sin honor, Hela tiene el poder de decidir el destino final de aquellos que llegan a su dominio. Su papel como árbitro de la vida después de la muerte la convierte en una figura temida y reverenciada a la vez, cuya influencia se extiende más allá de su morada en Helheim.

Origen de Hela: hija de Loki y la gigante Angrboda

Hela es fruto de la peculiar unión entre Loki, el astuto dios del engaño, y Angrboda, una imponente gigante. Su linaje mixto le otorga una singularidad que se refleja en su apariencia y en su papel dentro del panteón nórdico. La descendencia de esta unión célebremente conflictiva destaca por su poder y su influencia en el mundo de los dioses y los mortales.

Helheim: La morada de Hela

Helheim es el oscuro reino que Hela gobierna como diosa del inframundo en la mitología nórdica. Es descrito como un lugar sombrío y lúgubre, envuelto por una muralla y con una entrada llamada Helway.

Descripción de Helheim

Este desolado dominio está lleno de ríos sombríos, como el siniestro río Slid, y está habitado por aquellos que han muerto sin honor. Aunque sombrío y tétrico, el reino de Hela se presenta como algo real y tangible, con grandes palacios y puertas. Su apariencia es engañosa, ya que está hecho de sombras pero se asemeja a un lugar concreto.

La entrada a Helheim: Helway

Es en Helway donde los moribundos inician su viaje al Helheim. El camino hacia esta entrada es largo y descendente, una oscura travesía llena de sufrimiento y angustia. Los hombres encadenados, padeciendo mientras sus corazones sufren, tratan de ingresar a ese oscuro reino bajo el mandato de Hela.

El perro guardián Garm y otras figuras de custodia en Helheim

En las profundidades de Helheim, aguarda la amenazante presencia de Garm, el perro guardián. Es su deber mantener vigilada la entrada a una de las cavernas del Helheim, impidiendo el paso a los intrusos. Además de Garm, también se menciona la figura de Hraesvelg, un gigante con forma de águila, que custodia la entrada a este sombrío reino.

El aspecto de Hela y la percepción de la muerte

El impactante aspecto de Hela

Hela, la diosa del inframundo en la mitología nórdica, posee un aspecto asombroso y perturbador. Se describe que tiene un lado hermoso y otro lado similar a un cadáver en descomposición. Esta representación física de Hela se interpreta como una manifestación de cómo los hombres perciben la muerte: combinando belleza y decadencia en una dualidad inquietante.

La visión de la muerte en la mitología nórdica

La percepción de la muerte en la mitología nórdica es fundamental para comprender el papel de Hela y su dominio sobre Helheim. Los nórdicos veían la muerte como una transición natural hacia el más allá y adquirían una visión particularmente sombría de este proceso. Creían que los muertos habitaban un reino oscuro y tenebroso, donde el sol desaparece y las puertas de la Puerta de Hela chirrían al abrirse.

Además, el Helheim, morada de Hela, se presenta como un lugar real, aunque hecho de sombras. Aquí, los muertos sin honor son recibidos por la diosa y llevados a su reino sombrío, donde existen grandes palacios y puertas imponentes. Esta percepción de la muerte como una existencia tangible en el Helheim refuerza la creencia nórdica en la continuidad de la vida después de la muerte.

Es importante destacar que la mitología nórdica no veía la muerte como un destino exclusivo de los malvados. Tanto aquellos que mueren de enfermedad o vejez como otros, considerados buenos o malos, pueden ser recibidos en el Helheim. Incluso figuras destacadas, como Balder, Sigfrido y Brunilda, visitaron el Helheim después de su fallecimiento.

Los muertos en Helheim

En Helheim, la morada de Hela, convergen distintos tipos de muertos. No importa si fueron buenos o malos en vida, Helheim acoge a todos aquellos que mueren de enfermedad o vejez. Incluso figuras destacadas de la mitología nórdica, como Balder, Sigfrido y Brunilda, han visitado el reino de Hela tras su muerte.

Tipos de muertos que llegan a Helheim

  • Muertos sin honor: Hela gobierna sobre aquellos que murieron sin obtener honor en combate. Estos guerreros, que no fueron elegidos por los dioses para ir al Valhalla, serán recibidos en Helheim.
  • Muertos de enfermedad o vejez: El Helheim acoge a aquellos que murieron por causas naturales, sin importar su reputación o acciones en vida.

Casos destacados de visitantes en Helheim: Balder, Sigfrido y Brunilda

Entre los numerosos visitantes ilustres del Helheim, tres figuras destacan en la mitología nórdica: Balder, Sigfrido y Brunilda.

Balder, hijo de Odín, tuvo un trágico destino que le llevó a la morada de Hela. Después de su muerte, su padre Odín descendió con el propósito de revelar cómo moriría Balder. Esta visita al Helheim por parte de Odín es una de las leyendas más conocidas relacionadas con Hela y el inframundo nórdico.

Sigfrido, el héroe del poema épico "El Cantar de los Nibelungos", también llegó al Helheim después de su muerte. Su historia está íntimamente ligada a la leyenda de Hela y su morada.

Brunilda, valquiria de gran importancia en la mitología nórdica, también visitó el Helheim tras su muerte. Su relación con el poder de Hela y su ubicación en el inframundo es un punto crucial en su historia.

Los ahogados y su relación con la diosa Ran

Los muertos por ahogamiento son una excepción en Helheim. Estos fallecidos son reclamados por la diosa Ran y no pueden ser recibidos por Hela en su reino. La diosa de los mares gobernará sobre ellos en su propio dominio.

Así, en Helheim encontramos una diversidad de almas, desde aquellos sin honor en combate hasta los muertos por vejez o enfermedad. Incluso algunos condenados a un destino trágico han visitado este reino, mientras que los ahogados pasarán a estar bajo el cuidado de la diosa Ran en su morada marina.

Mitos y leyendas relacionados con Hela

En la mitología nórdica, Hela está envuelta en varios mitos y leyendas que han sido transmitidos a lo largo de los siglos. Estas historias destacan tanto la importancia de su papel como diosa del inframundo, como la relación con otros personajes prominentes de la mitología. Algunos de los relatos más conocidos son:

La visita de Odín al Helheim por Balder

Uno de los mitos más destacados relacionados con Hela es la visita de Odín al Helheim en busca de información sobre la muerte de Balder. Según cuenta la leyenda, Odín descendió al inframundo para consultar a Hela sobre cómo y cuándo moriría Balder, su hijo. Esta visita muestra la influencia y el poder de Hela como diosa del reino de los muertos.

El intento de Hermod de devolver la vida a Balder

Otra fascinante historia es el intento de Hermod, hermano de Balder, de negociar con Hela para que devuelva la vida a Balder. Hermod se aventura en una peligrosa travesía hasta Helheim con la esperanza de convencer a la diosa de la muerte de que permita el regreso de su hermano al reino de los vivos. Sin embargo, Hela establece una condición: todos los seres vivos deben llorar por Balder. Desafortunadamente, una gigante llamada Thok se niega a llorar, lo que impide que Balder regrese.

Estos mitos y leyendas revelan la complejidad y el poder de Hela, así como su relación con otros personajes importantes de la mitología nórdica. A través de estas historias, se profundiza en la comprensión de la muerte y los desafíos que surgen entre los reinos de los vivos y los muertos.

Otras menciones y representaciones de Hela en la mitología nórdica

En la mitología nórdica, Hela es una diosa que ha dejado su huella en diversas obras literarias, especialmente en la Edda poética y otros poemas nórdicos. Estas fuentes antiguas nos brindan valiosa información sobre su papel y características dentro del contexto mitológico.

Hela en la Edda poética y otros poemas nórdicos

  • La Edda poética, una compilación de poemas islandeses, menciona a Hela en varios de sus poemas. Uno de los más destacados es "La profecía de la Völva", donde se describe cómo Hela juega un papel crucial en el destino de los dioses y los hombres.
  • Otro poema nórdico relevante es el "Helgakviða Hundingsbana II", que narra el encuentro entre Helga y la propia Hela. Este poema nos ofrece una interesante visión de la interacción entre ambas figuras y su influencia en el curso de los eventos.

Características y representaciones de Hela

  • En las representaciones artísticas, Hela se muestra con rasgos particulares. Su piel azul y su apariencia medio-esqueleto y medio-humana la distinguen de otras deidades. Esta representación visual refleja su rol como la diosa del inframundo y resalta su conexión con la muerte.
  • Además de su apariencia, se destaca que Hela tiene una mansión en su reino de Helheim y cuenta con numerosos sirvientes. Estos detalles añaden complejidad a su figura y la sitúan como una de las deidades más relevantes en el contexto mitológico nórdico.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Hela: La diosa del inframundo en la mitología nórdica y su morada en Helheim puedes visitar la categoría Mitología Nórdica.

Foto del avatar

Marta González

Graduada en Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca. Me especialicé en la relación entre las tradiciones religiosas y su impacto cultural a lo largo de la historia. He colaborado en diversas publicaciones académicas, explorando cómo la teología influye en la comprensión contemporánea de la ética y la moral. Mi pasión es desentrañar y compartir las complejas interacciones entre la fe, la cultura y la sociedad a través de mis escritos.

Esto te podría interesar

Subir