Santa Rita de Casia: La Santa estigmatizada

Margherita Lotti fue una religiosa italiana y también una de las Santas más populares venerada por la iglesia católica que nació en Roccaporena Italia en el año 1381, fue hija de una pareja de adultos algo ya mayores muy humildes y devotos. Su camino se vio envuelto en trágicos sucesos que marcaron la vida de Santa Rita de Casia que aunque desde muy joven se sintió atraída por la religión no fue sino hasta tiempo después de su adultez que logró ser reconocida como monja religiosa.

Índice

¿Quién es Santa Rita de Casia?

Santa Rita de casia fue una religiosa y filósofa muy importante hasta el día de hoy por la iglesia
católica, su nombre de pila era Margherita y de ahí su nombre como ella fue conocida “Rita”,
esta representada por las rosas, los higos, las amapolas, una cruz y una corona de espinas. Su
misión como santa eran las causas imposibles y los problemas maritales, desde joven padeció
de una vida difícil y vivió momentos de angustias en donde su fe estuvo a prueba, sin embargo
para ella lo más importante era el hábito religioso, ya como religiosa se encargó de vivir una
vida de oraciones y penitencias.

Santa Rita de Casia

Historia de Santa Rita de casia

Santa Rita de Casia nació el 22 de mayo en una aldea de Roccaporena a 5 km al oeste del
pueblo de Cascia, sus padres eran mayores cuando ella nació y a la edad de 14 años ellos
decidieron casarla con un hombre que vivía en el pueblo llamado Paolo Mancini, al lado de su
esposo padeció de maltrato y humillaciones, pero su fe en Dios era más importante y dejaba
en sus manos toda su angustia y mientras oraba pagaba la crueldad de su esposo con total
bondad.
De su matrimonio con aquel mal hombre nacieron sus únicos hijos unos mellizos llamados
Jacobo y Paolo, algunos años después Paolo Mancini (que por todas sus fechorías tenía
algunos enemigos) se encontraba trabajando cuando fue asesinado, Santa Rita sabiéndose
viuda solicitó ser aceptada en el monasterios de las Agustinas en Santa María Magdalena en
Cascia por la época del año 1516 pero fue rechazada ya que solo admitían a vírgenes, a tan
solo un año después sus hijos querían vengar la muerte de su padre por lo que Santa Rita
suplicó mediante la oración que sus hijos murieran así que los preparó para que ambos
jóvenes se reencontraran con Jesucristo y después de caer enfermos los mellizos fallecieron el
mismo día por causas naturales, ya sin familia Santa Rita fue aceptada en el convento a la edad de 36 años, recibió los hábitos de monja, y más tarde realizó su profesión de fe.

Ya en el convento llevó una vida entregada a la voluntad de Dios conviviendo con las demás
religiosas y contando sus experiencias de vida; una de ellas era de cuando vivía con su esposo,
ella siempre se sintió motivada para ayudar a los más necesitados pero a Mancini no le
gustaba que regalara comida a los pobres, así que un día había salido y debajo de su ropa ella
llevaba pan su esposo la encontró y arrancó su vestido, pero su sorpresa fue que en vez de
encontrar pan descubrió muchas rosas, por lo tanto por este evento es reconocida también
como las rosas de Rita, incluso el día de su muerte su prima la visitó y todo cuanto ella quería
era una rosa por última vez, la convenció para que buscara una en el jardín del convento pero
al estar en invierno sería muy difícil encontrar una rosa, tal impresión fue que el huerto estaba
lleno de rosas y según ella representaba el amor que cristo sentía por ella y su capacidad de
interceder por las causas imposibles.

Una de las leyendas más relevante de Santa Rita de Casia son las abejas blancas que tras ser
bautizada un enjambre de abejas blancas entraban y salían de su boca sin hacerle daño.
Muchos años antes de morir en el año 1428 durante una madrugada se dice que recibió una
larga astilla de las manos de Cristo y que clavó en el hueso de su frente esta astilla resultó ser
un estigma divino de la corona de espinas que tenía Jesucristo en la Cruz, al día siguiente le fue extraído las astilla a Santa Rita y guardado como reliquia sagrada, durante las madrugadas siguientes la marca de la astilla se abría un poco más generando un olor intenso inmundo que se mantuvo por el resto de su vida hasta su muerte en el año 1453.

Milagros de Santa Rita de casia

Se ha constatado que durante los años de 1447 y 1603 según un documental antiguo escrito
por el Padre Cavallucci se ha manifestado en números milagros Santa Rita de Casia después de su muerte entre las que más destacan: e poder de la oración a Santa Rita de casia para
restablecer la salud:

Sanación de una mujer que padecía una hinchazón

El 25 de mayo del año 1447 una mujer enferma con hidropesía padecía de una hinchazón que
la limitaba, fue llevada ante el cuerpo de Santa Rita y después de realizar oraciones con total
devoción la enferma regreso curada.

Le devolvió la audición a una mujer

En ese mismo mes una mujer padecía de un problema auditivo que la mantuvo sorda durante
5 años, después de rezar invocando a Dios y a Santa Rita en oración y frente a los presentes
ella fue capaz de escuchar de nuevo.

Devolvió la voz a una joven que era muda de nacimiento

Otro de los milagros realizados por la beata y Santa Rita fue el testimonio de una familia que
certifican que una joven nació muda fue llevada por sus familiares ante el cuerpo de de Santa
Rita para orar por la mujer cuando termina la oración ella comenzó a hablar recitando el Ave
María ante todos los sorprendidos testigos.

Curó a una mujer y le devolvió la vista

El 8 de Junio del mismo año Lucía de Santi padecía de un problema que le quitó la vista de un
ojo y tenía escasa visión en el otro ojo fue llevada ante el cuerpo de Santa Rita y después de
realizar 15 días de oraciones la mujer abrió los ojos y claramente podía ver todo a su
alrededor.

Beata/santa Santa Rita

Fue beatificada en el año 1627 por el Papa Urbano VIII y canonizada el día 24 de mayo del año
1900 por el Papa León XIII, su fecha festiva es el 22 de mayo.

Oraciones a Santa Rita de casia

Oración para pedir un favor

Santa de lo Imposible. Oh Santa Patrona de los necesitados, Santa Rita, cuyas plegarias ante el Divino Señor son casi irresistibles, quien por la generosidad en otorgar favores has sido llamada Mediadora de los sin esperanza e incluso de lo Imposible; Santa Rita, tan humilde, tan pura, tan mortificada, tan paciente y de tan compadecido amor por Jesús Crucificado que podrías obtener de El cualquier cosa que le pidas. A cuenta de esto recurrimos confiados a ti, esperando, si no siempre alivio, al menos consuelo. Se favorable a nuestra petición, mostrando el poder de Dios a nombre de este/a suplicante, se generosa con nosotros, como lo has sido en tantos casos maravillosos, para la mas grande gloria de Dios, por la divulgación de tu propia
devoción, y por el consuelo de aquellos que confían en ti. Prometemos, si nuestra petición es concedida, glorificar tu nombre, informando del favor concedido, para bendecir y cantar tus alabanzas por siempre. Confiando entonces en los méritos y poder ante el Sagrado Corazón de Jesús, te rogamos: (Mencione ahora su petición). Obtén para nosotros nuestra petición:
Por los singulares méritos de tu infancia, por la perfecta unión con la Divina Voluntad, por los heroicos sufrimientos durante tu vida de casada, por el consuelo que experimentaste con la conversión de tu esposo, por el sacrificio de tus niños antes de verlos ofender gravemente a Dios, por tu milagrosa entrada al Convento, por las austeras penitencias y las sangrientas ofrendas tres veces al día.
Por el sufrimiento causado por la herida que recibiste con la espina del Salvador Crucificado; Por el amor divino que consumió tu Corazón, por la notable devoción al Sagrado Sacramento, con el cual exististe por cuatro años, por la felicidad con la cual partiste de tus pruebas para reunirte con el Divino Esposo, por el ejemplo perfecto que diste a la gente de cada estado de vida. Santa de lo Imposible.
Oremos
Oh Dios, Quien en tu infinita ternura has sido bondadoso para escuchar la plegaria de Tu sierva, Santa Rita, y otorgas a su suplica lo que es imposible a la vista, conocimiento y esfuerzos, en recompensa de su compadecido amor y firme confianza en Tu promesa, ten piedad en nuestra adversidad y socórrenos en nuestras calamidades, que el no creyente pueda saber que Tu eres la recompensa del humilde, la defensa de los sin esperanza, y la fuerza de aquellos que confían en Ti, a través de Jesucristo, nuestro Señor. Amen.

Oración para los casos desesperados

Oh poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los casos desesperados, socorredora en la última esperanza, refugio y salvación en el dolor, que conduce al abismo del delito y de la desesperación: con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso difícil e imprevisto que oprime dolorosamente mi corazón.
Dime, oh Santa Rita, ¿no me vas a ayudar tu?, ¿no me vas a consolar? ¿Vas a alejar tu mirada y tu piedad de mi corazón, tan sumamente atribulado? ¡Tú también sabes lo que es el martirio del corazón, tan sumamente atribulado! Por las atroces penas, por las amargas lágrimas que santamente derramaste, ven en mi ayuda. Habla, ruega, intercede por mí, que no me atrevo a hacerlo, al Corazón de Dios, Padre de misericordia y fuente de toda consolación, y consígueme la gracia que deseo (indíquese aquí la gracia deseada). Presentada es seguro que me escuchará: y yo me valdré de este favor para mejorar mi vida y mis costumbres, para cantar en la tierra y en el cielo las misericordias divinas. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Santa Rita de Casia: La Santa estigmatizada puedes visitar la categoría Hagiología.

Esto te podría interesar

Subir