19 Vínculos de la mitología griega con la psicología

La mitología griega es conocida por todos como el estudio de los mitos, mientras que la psicología, es una ciencia que se encarga del estudio, comprensión y explicación de la conducta humana y los procesos psíquicos que se relacionan a ella.

Tal parece que, a simple vista, no tienen nada en común, pero la historia y la evidencia nos dicen lo contrario. La psicología tiene en sus bases muchos estudios relacionados a los mitos y leyendas griegas que, hoy en día, forman parte de sus principales teorías respecto a los trastornos mentales, complejos, síndromes y fobias.

Índice

De la mitología griega al término psicología

Muchas de las ciencias más conocidas, cimentaron sus raíces en la filosofía. En el caso de la psicología, sabemos que mucho antes de ser una ciencia, sus inicios datan desde la Antigua Grecia.

A partir de esto podríamos entender el por qué, etimológicamente hablando, muchas interpretaciones de los términos provienen del alfabeto griego. En el caso de la psicología su símbolo griego es Ψ, el cual se lee como “Psi” y significa “mariposa”.

Si observamos el símbolo con atención, pareciera representar a una mariposa con sus alas abiertas para volar. De hecho, entre las principales creencias de los griegos (respecto a la muerte) se encuentra aquella en la que se pensaba que el alma de las personas muertas abandonaba los cuerpos volando, justamente conservando la forma de una mariposa.

Historia de la Diosa Psique relacionada a la psicología

Diosa psique

También hay otra creencia que asocia este significado con la Diosa Psique, la cual es representada como una doncella con hermosas alas de mariposa, a quien Eros, enamorado de ella tomó dormida para llevarla a su palacio.

Zeus permitió que Eros y Psique se casaran, y con este consentimiento, ella fue elevada al Olimpo. Tras este acto, su elevación se entendió como el simbolismo del destino del alma humana. Por lo tanto, en sus primeros pasos, la psicología era entendida como la ciencia del estudio del alma.

¿Por qué la mitología griega tiene vinculaciones con la psicología?

Tal como se explicó anteriormente, la psicología parte de la filosofía naciente a partir de la Antigua Grecia.

Justamente, uno de los primeros filósofos de la época era Platón, él, además de estudiar la composición del alma, también se valió del estudio de algunos mitos griegos para poder explicar teorías que resultaban demasiado abstractas y formales, permitiendo así que estas fueran más fáciles de comprender.

Así como lo hizo Platón, más adelante, cuando la psicología orientó su estudio a la conducta humana, sus procesos mentales, sensaciones y percepciones, la corriente psicoanalítica promovida por Sigmund Freud y heredada por Carl Jung y C. Kérenyi, también se dedicó al estudio de los mitos.

A través de los estudios de estos autores, se reveló la existencia de muchas implicaciones psicológicas realmente profundas en los mitos.

La mitología griega como puente para estudios psicológicos

Para Freud, los mitos eran la expresión de conflictos y pulsiones que se reprimían en el subconsciente, mientras que para Jung y Kérenyi, eran la expresión de arquetipos del subconsciente de un colectivo universal.

Y esto tiene sentido, pues la mitología griega está conformada por diferentes mitos y leyendas que cuentan múltiples historias sobre los dioses y héroes de la Antigua Grecia, así como de sus orígenes, tradiciones, rituales, cultos y el origen del mundo.

Es precisamente por ello que la psicología encontró algunos patrones psicológicos y de conducta que le permitieron delimitar la estructura y el orden de las antiguas civilizaciones, sentando las bases para comprender y explicar diferentes trastornos mentales (actualmente son entendidos como complejos y síndromes, e incluso fobias).

Complejos psicológicos con origen en la mitología griega

En la psicología, los complejos son ideas, emociones, tendencias, recuerdos y deseos que se adquieren durante la temporada de la infancia a través del proceso de aprendizaje e interacción. Generalmente son inconscientes, pero ejercen influencia sobre la conducta y personalidad de un individuo.

Algunos de los complejos psicológicos que se asocian a la mitología griega son el complejo de Edipo, el complejo de Electra, el complejo de Narciso, el complejo de Aquiles y el complejo de Creso.

Todos ellos tienen un sustento histórico (o de raíz) que se encuentran en la mitología griega y que llevan el nombre de aquellos personajes de la Antigua Grecia, cuyas leyendas funcionan para ejemplificar lo que ocurre con los complejos:

Complejo de Edipo

Sigmund Freud define el complejo de Edipo como aquel en el que un hijo (varón) siente atracción sexual hacia su madre, sin ser consciente de ello.

En la mitología griega, Edipo tiene una historia que evidentemente se asocia a la definición de este complejo.

Edipo en la mitología griega

Edipo Rey

Layo, rey de Tebas, mandó matar a su hijo Edipo a penas nació, debido a que un Oráculo predijo que, al crecer Edipo, este lo mataría para casarse con su madre, Yocasta, esposa de Layo.

Sin embargo, Edipo no fue asesinado por la compasión que tuvo a quien se le fue asignada dicha tarea, más bien fue colgado por los pies, en un árbol en el que un pastor lo encontró y lo llevó ante Pólibo y Peribea, esposos y reyes de Corinto, que lo tomaron en adopción y lo criaron. Así, Edipo desarrolló su vida sin conocer quiénes eran sus verdaderos padres.

Siendo Edipo mayor, la profecía del Oráculo se cumple, pues Edipo se encuentra con Layo (su padre biológico) y efectivamente lo mata tras un altercado. Posteriormente, Edipo se casa con la viuda Yocasta (su madre biológica) y tienen cuatro hijos con ella (ambos, siendo inconscientes de que eran madre e hijo).

Cuando la verdad es revelada, Yocasta decide quitarse la vida ahorcándose. Luego, Edipo se saca los ojos como autocastigo y decide huir de Tebas guiado por una de sus hijas.

Complejo de Electra

Este complejo es desarrollado por Carl Jung y, básicamente es la versión contraria al complejo de Edipo. En este complejo, se hace referencia a la atracción sexual que siente una hija (hembra) por su padre.

Electra en la mitología griega

Electra

Electra era la hija del Rey de Micenas, Agamenón, quien tenía por madre a Clitemnestra y por hermano a Orestes.

Su madre, tenía un amante llamado Egisto, quien fungió como su cómplice para asesinar al rey Agamenón.

Tras enterarse de la muerte de su padre, Electra planeó el asesinato de éstos como venganza y ordenó a su hermano Orestes que lo llevara a cabo.

Complejo de Narciso

Este complejo también es conocido como trastorno narcisista, y normalmente son los hombres quienes lo reflejan. Se refiere al sentido de perfección, importancia y sobrevaloración que alguien tiene de sí mismo, mientras tiene la concepción de que el resto del mundo es algo menos importante y menos perfecto, por lo que la empatía con los demás suele pasar a segundo plano.

Precisamente, en la mitología griega, Narciso era un hombre que presentaba estas características particulares en su personalidad.

Narciso en la mitología griega

Narciso historia

Cuenta la historia que Narciso era un hombre que se creía superior al resto, por ser uno de los más bellos y amados por todos los demás.

El gran amor e interés que existía por él, junto a la perfecta valoración que poseía sobre él mismo, lo convirtieron en un hombre vanidoso.

Narciso fue condenado por la Diosa Némesis, al darse cuenta, decidió condenarlo de por vida a que se amara a sí mismo, más que al resto. Por lo que, Narciso, pasó el resto de sus días observando su bello reflejo en un lago, sin siquiera poder abrazarse ni moverse de ese lugar porque al hacerlo su reflejo se esparcía por el agua y se desvanecía.

Complejo de Aquiles

Este complejo es el que reflejan las personas que son realmente vulnerables, pero que lo ocultan tras una capa de fortaleza.

Todos conocemos algo de la historia de Aquiles y es que, en su leyenda de mitología griega, su talón era su punto débil, mientras que por fuera era el hombre aparentemente más fuerte.

Aquiles en la mitología griega

Aquiles

Aquiles era conocido como un gran héroe por ser un hombre con un cuerpo casi totalmente inmune a las heridas.

Esto fue así desde que era pequeño, debido a que a su madre le fue profetizado que moriría en la guerra de troya siendo niño, así que, para evitar esto, ella lo bañó en un agua mágica que lo dotó de un cuerpo fuerte e invulnerable.

Gracias al agua mágica de la Laguna Estigia, Aquiles fue siempre un hombre fuerte y casi indestructible. No obstante, contaba con una debilidad, y ésta se encontraba justamente en su talón, pues fue la única parte de su cuerpo que su madre no sumergió en el agua, debido a que era por donde lo sostenía.

Complejo de Creso

El complejo de Creso hace referencia a las personas que buscan la superioridad patológica a través de la obtención y derroche de grandes fortunas. Este tipo de personas, suelen ser poco generosos y más bien mezquinos.

Creso, en la mitología griega, era considerado uno de los hombres más ricos de la antigua Grecia.

Creso en la mitología griega

Creso

Durante la época de la antigua Grecia, el último rey de Lidia (y el más rico de todos) fue Creso.

Debido a que poseía una inmensa fortuna, todo su reinado se caracterizó por el derroche de dinero a través del gozo, los placeres y la guerra. Creso también poseía muchos templos e hizo a su país uno de los más prósperos en economía.

Por su gusto por la guerra, llegó a someter a las ciudades que se encontraban entre Anatolia hasta Salvo Mileto y allí estableció también sus templos.

Síndromes de la psicología que se originan en la mitología griega

En la psicología, los síndromes pueden asociarse a las enfermedades que, además de afectar al cuerpo, generan consecuencias o patologías a nivel de la conducta de un individuo y sus procesos mentales.

Estos síndromes se reflejan en la persona a través de diferentes síntomas o maneras de actuar que pueden comenzar a ser recurrentes; se asocian a la mitología griega, porque muchos síndromes llevan por nombre los de personajes pertenecientes a la época de la antigüedad.

Algunos de los que hablaremos a continuación son: el síndrome de Cronos, el síndrome de Penélope, el síndrome de Diógenes y el síndrome de Ulises.

Síndrome de Cronos

El síndrome de Cronos se asocia al miedo patológico que sufren personas que se desempeñan en altos cargos (de trabajo), son líderes o superiores (en cuanto a jerarquía), justamente a perder el lugar que ocupan y los beneficios que éste conlleva.

En pocas palabras, se refiere al miedo a ser desplazado y a perder el poder que concentran. Es por ello que quienes lo padecen se caracterizan por ser personas reservadas a mostrar o expresar sus incomodidades (sobre todo a nivel laboral) y se niegan a enseñar a otros por miedo a que los superen y logren desplazarlos.

El síndrome de Cronos, hace que quienes lo reflejan, se imaginen situaciones sobre las personas (o su entorno) que normalmente suelen ser irreales y que simplemente se encuentran en su mente.

Cronos en la mitología griega

crono y sus hijos

Según su historia y mitología, Cronos era el menor de los hijos de los dioses Gea y Urano. Sus hermanos mayores, representaban los más importantes para sus padres. Es por ello, que Cronos pasó muchos años de su vida simplemente intentando tener la atención de su madre y también anhelando la posición de poder de su padre.

El hecho de no lograrlo, lo hizo optar por una opción un poco más rápida, en la que decidió mandar a todos sus hermanos al infierno y efectivamente derrocar a su padre del trono. Antes de morir, su padre Urano lo maldijo deseándole que corriera con el mismo destino por parte de sus propios hijos.

Cronos quería evitar que esa maldición se cumpliera por lo que cada hijo que nacía, se lo devoraba. Sin embargo, la maldición igualmente se cumplió años después.

Su esposa, llamada Rea, al estar agotada de tener que observar tal acto, logró esconder a Zeus (su último hijo) y éste, con el pasar de los años, logró destronar a su padre y pasó a ser él el nuevo dios del Olimpo; de hecho, el más conocido por toda la mitología griega, en la historia.

Síndrome de Penélope

El síndrome de Penélope, por tratarse de una mujer de la mitología griega, sólo lo padecen las mujeres. Este hace referencia a las emociones y síntomas que se experimentan cuando una mujer sufre una ruptura de pareja, ruptura familiar, cambio de país, entre otros.

Se entiende como aquel desequilibrio emocional que se expresa en la variable de constante espera de una mujer. Por ejemplo, quienes lo padecen, generalmente viven aplazando un embarazo o el ser madres.

Penélope en la mitología griega

Sudario de Penelope

En su leyenda de la mitología griega, Penélope era una hermosa mujer que hacía vida en la isla de Ítaca y que tenía un hijo llamado Telémaco, así como un esposo llamado Odiseo.

Penélope tenía muchos pretendientes que, además de admirar su belleza, también anhelaban el trono; por lo que, al momento de llegar la noticia de la muerte de su esposo a Ítaca, querían desposarla de inmediato.

Sin embargo, para ella, esta noticia no podía ser cierta y para quitarse de encima tantas insistencias, Penélope decidió decirles que se negaría a casarse con alguno de ellos hasta que terminara de tejer un ‘sudario’.

Por las noches, ella destejía el sudario según había avanzado ese día y así logró mantenerlos tranquilos y engañados por un tiempo, hasta que una de las criadas la delató frente a los pretendientes, haciendo que éstos la obligasen a decidirse por uno.

Gracias al tiempo ganado, apareció su esposo junto a su hijo Telémaco, ambos enfrentaron al resto de los hombres hasta matarlos y salvan a Penélope de tener que casarse con uno de ellos.

Síndrome de Diógenes

El síndrome de Diógenes es entendido como un trastorno psicológico que lo suelen sufrir personas que se encuentran en aislamiento (especialmente los ancianos) y que tienen cualquier edad y condición social.

El comportamiento más asociado a este síndrome es el de la acumulación excesiva de basura o elementos materiales que ya no tienen utilidad alguna, sólo por el hecho de no querer (o poder) desprenderse de ellos).

Diógenes en la mitología griega

Diogenes

Diógenes era un hombre de aspecto descuidado que se encontraba normalmente sucio y que era considerado como un indigente. Según la opinión de Platón, Diógenes era “un Sócrates que se había vuelto loco”.

Hacía esta comparación porque Diógenes llevaba una vida sencilla en la que incluso comía con los perros y hacía sus necesidades en público. Pero también, contaba con gran capacidad de crítica para las grandes esferas (o los más ricos de su ciudad). Por lo que era considerado como filósofo representante de la filosofía Cínica.

Síndrome de Ulises

Este síndrome es el que padecen personas con condición de emigrantes que deciden (o son obligados) a abandonar su país por diferentes razones; esta situación los lleva normalmente a vivir en un estrés constante y a expresarlo en constantes dolores de cabeza, y muchas veces depresión.

A partir de esto, también es conocido como el Síndrome del Emigrante. Algunas de las personas que lo padecen y llegan al ciclo de depresión, suelen sentirse solos y fracasados.

Ulises en la mitología griega

Ulises

Tal como sabemos, Ulises era el esposo de la hermosa Penélope, padre de Telémaco y rey de la isla de Ítaca. Fue un héroe dentro de la guerra de Troya, puesto que fue su idea infiltrarse en la ciudad montando el famoso caballo.

En la historia, se dice que todos los reyes regresaron a sus hogares, muy triunfantes. Mientras que Ulises salió de la ciudad en barco con sus hombres y fue luego de diez años de aventuras y un viaje accidentado (no planificado) que logró llegar de nuevo a la isla de Ítaca.

Fobias de carácter psicológico asociadas a personajes de la mitología griega

Es de conocimiento de muchos que las fobias son asociadas al sentimiento de miedo o pánico.

Esto se debe a que (etimológicamente hablando), el término proviene de la palabra griega ‘Fobo’ que, más que ser una palabra, representaba el nombre de un personaje de la mitología que llevaba por nombre.

Fobos era el hijo de Afrodita y el rey Ares. Se asocia con el miedo porque en las batallas a las que acudía era él quien infundía temor a los enemigos y los hacía huir asustados; muchas veces incluso fingían estar muertos para no enfrentarlo.

Es por esto que en nuestros tiempos, la definición de la palabra “fobo” se asocia al temor, la repulsión y la aversión. También a esto se le atribuye que las fobias (en psicología) sean asociadas al padecimiento de miedos que suelen ser irracionales y muchas veces persistentes a diferentes objetos, personas e incluso actividades cotidianas.

¿En qué se relacionan las fobias y la mitología griega?

Las fobias también suelen contener prefijos que se asocian al nombre de otros personajes de la mitología griega, tales como: Agora, Cronos, Astra, entre muchas otras.

De éstos, se desprenden las siguientes fobias que, a su vez, se asocian también a las historias de vida de estos personajes. Por ejemplo:

  • Agorafobia: se refiere al miedo irracional que sienten algunas personas cuando se encuentran ya sea en lugares cerrados o en lugares abiertos de los cuales consideran que no pueden salir inmediatamente si alguna situación particular se presentase.
  • Cronofobia: es aquella que padecen las personas que tienen miedo a envejecer, específicamente, al paso del tiempo.
  • Astrapofobia: se relaciona al miedo a los fenómenos meteorológicos fuertes tales como los truenos, las tormentas (lluvia fuerte) o los relámpagos.
  • Distiquifobia: proviene de aquel miedo que padecen algunas personas a los accidentes viales o de tránsito. Las personas que la sufren, lo reflejan a través de episodios de ansiedad.
  • Fengofobia: esta fobia está asociada al miedo irracional por la luz solar, así como al sol y los amaneceres.
  • Bathofobia: se vincula a lugares como lagos, océanos, mares, calles oscuras y largas. Esto, debido a que son lugares que promueven el misterio por las profundidades. Por lo tanto, la bathofobia es el miedo a las profundidades y, generalmente, se manifiesta aunque las personas estén conscientes de que no corren peligro en determinado lugar.
  • Catoptrofobia: también se asocia a la eisoptrofobia y se relaciona a aquel miedo irracional e incontrolable de posicionarse frente a un espejo y ver el reflejo propio. También se refleja cuando se pasa frente a un espejo o algún objeto que haga reflexión.
  • Aicmofobia: es un trastorno de ansiedad o miedo patológico que se asocia a los objetos punzantes (puntiagudos) como las agujas, específicamente cuando se miran y mucho más cuando se tiene contacto con ellos.
  • Eleuterofobia: en pocas palabras, es el miedo a la libertad. Más, para comprenderlo mejor, podríamos asociarlo con las personas que al ser adultos, le temen a la independencia e incluso a la adultez propiamente dicha.

La asociación entre mitología griega y psicología es un engranaje perfecto

A partir de estos ejemplos, podemos ver cómo es que (de muchas maneras) la mitología griega ha funcionado como raíz y base para muchos de los estudios psicológicos que prevalecen en la actualidad; sobre todo aquellos relacionados específicamente a los complejos, síndromes y fobias.

De hecho, también podemos comprender el por qué incluso los antiguos filósofos estudiaban el alma y se valían de la mitología griega (aún más antigua) para lograr explicar muchos de sus fenómenos.

Lo cierto es que, en efecto, las historias de estos personajes de la mitología griega, pueden ilustrarnos un poco sobre lo que puede significar determinada fobia, complejo y síndrome que muchas veces padecen personas de nuestro alrededor (o tal vez nosotros mismos) y que también podemos ver como ejemplos de casos en diferentes historias (reales o ficticias).

También, podríamos recalcar un elemento que definitivamente se destaca (en su mayoría) de las leyendas e historias de la mitología griega; hablamos de las tragedias, el sufrimiento o las diferentes proezas que podían experimentar los personajes, las cuales – dicho sea de paso – igualmente ocurren en nuestra cotidianidad.

Lo más relevante de todo esto, es que efectivamente la mitología griega funciona como un canal perfecto para hacer más digerible los conceptos y sensaciones respecto a los diferentes procesos mentales y comportamientos que puede tener un individuo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 19 Vínculos de la mitología griega con la psicología puedes visitar la categoría Blog Mitológico.

Esto te podría interesar

Subir