Santa Elena de la Cruz

Santa elena de la Cruz: la santa emperadora y piadosa

Flavia Julia Helena es el nombre de nacimiento de Santa Elena de la Cruz y nació en el año 250 d. C en un pueblo llamado Drépano, Bitania en Anatolia Turquía, se dice que fue hija de un sirviente llamado Coel Hen y aunque de su infancia no se obtiene mucha información, se conoce que llevó una vida difícil en un principio durante la etapa de su juventud, sin embargo esto la llevo por el camino de la religión, siendo Santa Elena de la Cruz reconocida como una Santa piadosa y venerada por la iglesia católica, luterana y ortodoxa.

Índice

¿Quién es Santa elena de la Cruz?

Santa Elena fue una emperatriz romana a quien también se le conoce como Helena de
Constantinopla, tuvo una gran influencia en la política con alto impacto en la corte imperial de Roma, destacando durante su período como la emperatriz que liberó a los cristianos después
de tres siglos de persecución en el año 313 d. C, siendo muy reconocida entre las religiones
ortodoxa, luterana y católica, adorada como una mujer piadosa y bondadosa que siempre
ayudó a los más necesitados, incluso era reconocida por sus fieles seguidores como la patrona de los arqueólogos.

Santa Elena de la Cruz

Historia de Santa elena de la Cruz

Helena de Constantinopla se caracterizaba por ser una mujer piadosa y sumamente bella por
lo que no pasó desapercibida ante un general del ejército romano llamado Constancio Cloro
que al conocerla la tomó como esposa, de ese matrimonio nació el único hijo de Helena
llamado Constantino I, varios años después en lo que Helena pasaba tiempo sola siempre lo
utilizaba para rezar y adorar a la iglesia católica, entonces fue dejada por Constancio en el año
292 d. C, el cual el emperador romano Maximiliano le ofreció un puesto como colaborador
para estar cerca de él alcanzando un cargo más importante, pero a cambio debía divorciarse
de ella para casarse con la hija de este emperador y además repudiar a Helena.

Esos años posterior a su divorcio y sola le sirvió a Santa Elena de la Cruz para acercarse más a la religión y rezar por los pobres, sin embargo Constancio falleció y fue su hijo quien se coronó
como nuevo emperador de Roma otorgando el título a su madre de Emperatriz de Roma y
renombrándola como Helenópolis o Helena de Constantinopla y le concedió el poder en la
política de la corte imperial ya que ellos tenían una relación excelente de madre e hijo,
Constantino amaba a su madre profundamente y ella se convirtió en la madre de uno de los
grandes emperadores de toda Roma que juntos liberaron el cristianismo y establecieron esa
religión como culto del imperio romano.

Helenópolis en la política logró la liberación de los cristianos después de que estuvieran bajo
persecución durante tres siglos en el año 313 d. C, incluso fue este acto que la convirtió al
cristianismo, después de esto se marchó a Jerusalén con algunos obreros que le proporcionó
su hijo en el año 362 d. C, se embarcaron en un viaje para encontrar la Vera Cruz (la auténtica
Cruz de Cristo), ya que ella sintió la necesidad de visitar el templo de Jerusalén.

Su biógrafo Eusebio detalló lo que fue el peregrinaje de Helena a la tierra santa y de como
descubrió la reliquia durante su búsqueda, se dice que mandó a demoler el templo erigido a
venus en el monte calvario y los hizo excavar hasta obtener razón sobre el preciado objeto
donde fue crucificado Jesús.

Hasta que fue el día 3 de mayo que lo encontraron, pero fue descubierto junto a las otras dos cruces con que fue ejecutado Cristo, el ladrón malo (Gettas) y el ladrón bueno (Dimas), además de los clavos y el rótulo de madera de Cristo, santa Elena por sus propios medios atrajo a la cruz a una moribunda que tocando las reliquias enseguida se curó, siendo ella la que descubrió cual de esas cruces era la famosa Vera Cruz, en recompensa de eso Santa Helena de la Cruz mandó a construir tres templos uno allí en el monte calvario, otro en el monte de los olivos y por último uno en Belén, en todos estos pasos siempre estuvo junto al Obispo Macario I de Jerusalén.

La santa Elena de la cruz es descrita como una emperatriz compasiva, muy piadosa que a
pesar de ser la madre del emperador de Roma siempre se caracterizó por vestir atuendos
sencillos portando la Vera Cruz y a veces acompañada de su hijo, ella siempre fue tan
bondadosa y apegada a las leyes religiosas y que todo el dinero que su hijo le daba lo
compartía entre los pobres para hacer limosnas.

Milagros que se atribuyen a Santa elena de la Cruz

Hoy en día son muchos los milagros que se atribuyen a esta venerada santa, posee fieles
seguidores que solicitan su ayuda por ser un ser bondadoso, misericordioso y muy piadoso,
aunque existen muchos testimonios que aseguran o testifican los milagros que Santa Elena
ha concedido, los que más destacan son :

El descubrimiento de la Vera Cruz

Se dice que Santa Elena después de su divorcio se refugió en la iglesia católica en donde
pasaba muchas horas rezando y alabando a Jesucristo, luego de que su hijo gobernara el
imperio romano ella sintió la necesidad divina de ir a Jerusalén y buscar la autentica Cruz de
Cristo, así que le comentó su idea a Constantino I y él para complacerla le aprobó un grupo de
obreros para que la acompañaran hasta la tierra santa en monte calvario.

Ordenó una vez que llegaron al lugar que excavaran sin cesar el templo hasta encontrar las
reliquias celestiales, fueron días de duro trabajo para todos, así que momentos después un
vecino de la zona llamado Judas le manifestó donde se encontraba la cruz.

Fue encontrado el 3 de mayo donde el extraño vecino afirmó que se encontraría, pero no solo
se encontró la Cruz de Jesús de Nazaret si no también las otras dos cruces de los hombres que
arrestaron junto a él.

La cruz, los clavos y el rótulo de madera

Una vez fue encontrada las tres cruces que pertenecían a Jesús de Nazaret, una pertenecía a
Dimas el ladrón de la izquierda (el bueno) y la otra era de Gettas el ladrón a la derecha (el
malo), santa Elena no sabía cual de las tres era la de Cristo, entonces buscó a una pobre
vagabunda muy enferma para que tocara las cruces, cuando la enferma lo hizo con la primera se enfermó un poco más, paso a la segunda y fue peor, entonces toco la tercera y última y se recuperó de inmediato restableciendo su salud por completo, así fue como Santa Elena de la cruz descubrió cuál era la Cruz en la que fue crucificado Cristo.

Con los clavos que fueron colocados en las manos y pies de Jesús durante su ejecución en la
Cruz, se dice que Helena de Constantinopla creó un amuleto de protección para su hijo el
emperador Constantino I y que duró por mucho tiempo cada vez que iba a luchar en una
batalla.

Un trozo de trapo bendito

Durante los días de excavación fue encontrado un trozo de trapo de la ropa que llevaba Jesús
el día que fue crucificado, esta tela bendita fue entregada al arzobispo de Tréveris para ser
resguardada como reliquia sagrada, además también se dice que encontraron trozos de la cuna en donde colocaron a Jesús cuando nació entre otros hallazgos, por lo que Santa Elena
fue reconocida como patrona de los arqueólogos.

Beata/Santa elena de la Cruz

Helena cuyo nombre significa antorcha brillante o resplandeciente, fue canonizada Santa en el
siglo IX y es reconocida como la santa de la piedad porque siempre estuvo rodeada de los más necesitados, su día festivo se celebra el 18 de agosto y esta vinculada a la fecha del 3 de mayo día de fiesta de la invención de la santa Cruz, el día en que encontraron la Vera Cruz que la representa.

Oraciones de la Santa elena de la Cruz

Oración para alcanzar la gracia divina

Gloriosa y esclarecida Santa Elena: por aquel fervor con que buscaste la Cruz de Cristo, te ruego que intercedas ante Dios, a fin de alcanzar la gracia para llevar con paciencia los trabajos de esta vida, para que con ellos y mediante tu intercesión y amparo, buscar y hallar la Cruz, que Dios ha dispuesto darme para servirle con ella en esta vida y después gozarle en la gloria. Amén.

Oración a Santa Elena para recuperar el amor

San Helena tú que eres gloriosa, que fuiste al Calvario y tres clavos trajiste. Uno de ellos se lo entregaste a tu hijo Constantino, el otro lo echaste al mar, para que los navegadores tengan buena salud, y el último lo cargas en tus manos llenas de hermosura.

Santa Elena, yo (aquí debes decir tu nombre) te pido que me entregues este tercer clavo, para que pueda ser yo quien lo clave en el corazón de (nombre de la persona que quieres traer de regreso), para que no tenga paz o sosiego si no está conmigo, mientras que no se case conmigo y me declare su amor, que no esté tranquilo/a.

Gran espíritu que te encargas de iluminar a las almas, ilumina el corazón de (nombre de la persona que quieres de regreso), para que siempre esté en sus pensamientos, para que me ame, me adore y me desee, y todo lo que tenga me lo dé, que sea impulsado/a por tus poderes, Santa Helena, que esa persona sea el esclavo/a de mi amor.

Que sea fiel como un perro, rápido como un mensajero y manos como un cordero, que (nombre de la persona que quieres que regrese) venga urgentemente a mi lado, sin que ninguna fuerza física o espiritual pueda detenerlo hasta que llegue. Que su alma, cuerpo y espíritu vengan porque le estoy llamando, porque le domino y le inspiro.

Mientras no venga a mi apasionado y manso, rendido de amor por mí, que su conciencia no esté tranquila. Si me traicionó, me mintió, que venga a pedirme disculpas por haberme hecho sufrir. (Decir nombre de la persona que quieres que regrese) ven a mi porque te estoy llamando, te ordeno que vuelvas inmediatamente a mi (decir tu nombre), por el gran poder de Santa Elena y por el poder de nuestros ángeles de la guarda. ¡Que así sea, y así será!

Oración a Santa Elena para alejar amantes

Esclarecida y gloriosa Santa Elena: tú que con tu bondad y tu compasión ayudaste a las personas que buscaban consuelo en ti que ayudaste a los que más lo necesitaban y que les concediste auxilio y protección a los afligidos, por favor aboga por mí en este momento en que el dolor, la pena y la tristeza de apoderan de mí; y para que el fervor que buscaste en Cristo, te suplico que intercedas ante Dios, con el fin de poder alcanzar la gracia para poder llevar con paciencia todas las penalidades de la vida.

Gloriosa y hermosa Santa Elena, por favor protege y bendice nuestro amor, te pido que no consientas que los problemas presentes deshagan la unión que tenemos ahora, haz que nuestro amor perdure y que ninguna persona sea capaz de interponerse entre nosotros.
Haz que las diferencias sean aclaradas, y que las personas no desean separarnos se alejen para siempre de nuestra vida, haz que los rencores no nos afecten, haz que los cielos que la felicidad y que la armonía reinen entre nosotros.

Te pedimos, Santa Elena, que intercedas ante el Señor por nosotros; llenando de felicidad y plenitud nuestras vidas; dando una solución a nuestras necesidades y problemas, especialmente dame tu ayuda en este tema que tanto me afecta: (Decir lo que deseas
conseguir).

Santa Elena, tú que al abrir tu corazón y tu mente a la luz de Evangelio y que pudiste encontrar el madero de la Cruz te volviste un modelo para los cristianos, ayúdanos a que la felicidad pueda regresar a nuestras vidas, por favor haz que podamos sentir el respeto y el amor que un día nos hizo tan felices.

Danos toso lo que necesitamos para ser fuertes al caminar por la fidelidad en pareja.
Haz que Cristo nos pueda dar paz, ternura y cariño, en medio de momentos difíciles y que un día nos encontremos todos en el Reino de los Cielos. Amén.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Santa elena de la Cruz: la santa emperadora y piadosa puedes visitar la categoría Hagiología.

Esto te podría interesar

Subir